PORTADA | NOTICIAS | CLASIFICADOS | TARIFAS | MEDIOS | PIZARRA | ARCHIVO | RSS | CONTACTO
Año 1 - Edición Digital - Miércoles 31 de Diciembre de 1969 - Zapala - Neuquén - Patagonia - Argentina
SOCIEDAD | DEPORTES | CULTURA | POLICIALES | POLITICA | GREMIALES | HISTORIA | OPINION | CORREO LECTORES | EDITORIAL
SOCIEDAD   jueves | 23-06-2016 | 08:57
Recomendaciones para tránsito durante el invierno y calefacción del hogar

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, es importante tomar medidas para circular seguro en contextos de frío. También alerta sobre la mala ventilación y el monóxido de carbono.


En vista de la llegada del invierno y con él las bajas temperaturas, lluvias y neblinas, el gobierno de la provincia del Neuquén realiza una serie de recomendaciones para el tránsito en rutas y caminos, a fin de concientizar sobre medidas preventivas para evitar accidentes de tránsito. También alerta sobre la mala ventilación y el monóxido de carbono.

En caso de neblinas se sugiere a los automovilistas utilizar siempre las luces bajas, encender los faroles antinieblas, aumentar la distancia de frenado entre autos, reducir la velocidad, encender los desempañadores delanteros y traseros, no utilizar las balizas mientras se transita porque dicha acción confunde a los automovilistas, no encender las luces altas para evitar encandilamientos, no detenerse bruscamente sino hacerlo con maniobras predecibles y por último, nunca detenerse en la calzada ni en la banquina.

A estas recomendaciones, se suman consejos para el manejo en ruta durante la época invernal por la presencia de hielo sobre la calzada producto de las bajas temperaturas. Se aconseja antes del inicio del viaje, solicitar el parte oficial autorizado con el estado de las rutas de su interés; consultar el estado del clima y el pronóstico; verificar el estado del vehículo, en especial el sistema de frenos, luces y calefacción.

En caso de presencia de nieve durante el traslado, utilizar neumáticos específicos o cadenas en las ruedas -en unidades livianas pueden usarse neumáticos con clavos -, respetar las indicaciones sobre accesibilidad en las rutas, no acelerar ni frenar con violencia, aplicar rebajes en la caja de cambios, utilizar anticongelantes en el radiador y limpiaparabrisas, viajar preferentemente con un acompañante, evitar detener el vehículo en pendientes, puentes, curvas o lugares con poca visibilidad y evitar detenerse sobre la calzada y estacionar en la banquina.

En la montaña recordar que tiene prioridad quien sube y que nunca se debe descender en punto muerto, utilizar al máximo las marchas del vehículo, durante el día utilizar la bocina y por la noche, en curvas o lomas, aplicar cambios de luces altas, circular estrictamente por la derecha, colocar el freno de mano al detenerse y trabar las ruedas con piedras, colocar marcha atrás en caso de detención en pendiente descendiente y en pendiente ascendente utilizar la primera marcha.

En casos de lluvia, utilizar siempre el parabrisas, desempeñar los vidrios, no frenar ni cambiar de dirección en forma repentina porque se puede perder la tracción de las ruedas y evitar el hidroplaneo circulando a baja velocidad.

En calles de ripio, disminuir la velocidad ante la acumulación de piedras, sobrepasar a los vehículos detenidos a baja velocidad, cruzar a baja velocidad y a una distancia prudente a los vehículos que circulan en sentido contrario para evitar la proyección de las piedras. En caso de perder el control mantener el volante firme y soltar el acelerador hasta que las ruedas vuelvan a girar sin patinar sobre las piedras.

Es importante también atender a la presencia del hielo negro, o hielo sobre el asfalto, que presenta generalmente fragmentos visibles de hielo, nieve o aguanieve alrededor.

Monóxido de Carbono

Se recuerda que el Monóxido de Carbono (CO) es un gas venenoso y sin color ni olor, por lo que se lo conoce como “el asesino invisible”. La intoxicación que genera se produce cuando reemplaza al oxígeno y su falta al corazón, el cerebro y el cuerpo.

Se recomienda estar atentos a los siguientes síntomas: dolor de cabeza, náuseas o vómitos, mareos acompañados de cansancio, letargo o confusión, desmayo o pérdida de conocimiento, alteraciones visuales y convulsiones. Ante cualquier sospecha, se recomienda abrir inmediatamente puertas y ventanas, apagar los artefactos de gas y salir de la vivienda. Es importante además recurrir a un centro de salud o comunicarse con un servicio de emergencias.
(20160623085701) | Tiempo de lectura 03:17 (658 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   
Acceso
Creación del sitio 15/02/2012 -
Desarrollado por Editorial Patagonia Activa
® 2003-1969
Datos AFIP