PORTADA | NOTICIAS | CLASIFICADOS | TARIFAS | MEDIOS | PIZARRA | ARCHIVO | RSS | CONTACTO
Año 9- Edición Digital - Miércoles 31 de Diciembre de 1969 - Zapala - Neuquén - Patagonia - Argentina
SOCIEDAD | DEPORTES | CULTURA | POLICIALES | POLITICA | GREMIALES | HISTORIA | OPINION | CORREO LECTORES | EDITORIAL
SOCIEDAD   jueves | 07-05-2020 | 18:52
El coronavirus en Mariano Moreno: "Estamos todos guardados"

La pandemia le pausó la vida. Las políticas sanitarias le cerraron su local y la alejaron de sus alumnos. “No puedo pagar los sueldos y me quitaron la interacción con los chicos”, contó con un tono sufrido a LM Neuquén Cecilia Kukita, comerciante y profesora de Ciencias Naturales del CPEM 37 de Mariano Moreno. “Acá estamos todos guardados y me duele mucho la realidad en la que estamos viviendo”, se sinceró.


“Nunca imaginé ver a mi localidad así”, sostuvó la profesora y agregó: “Internet en Mariano Moreno no es bueno”. Más de 160 alumnos lo saben, ya que a partir de que el virus ingresó al país (el 3 de marzo pasado) las aulas se cerraron y está impartiendo sus clases vía Facebook.

El coronavirus le marcó una nueva rutina y le hizo utilizar plataformas que nunca imaginó: “Es muy complicado, nunca pensé que debía usar Facebook para trabajar o que debía empezar a utilizar una plataforma para videollamada para tener reuniones”.

Además de ser docente, Cecilia es propietaria de un local de ropa para niños y adultos a dos cuadras de la plaza central de la localidad y pegada a su casa. Tiene a su cargo dos empleados, que en “este contexto de coronavirus se hace muy difícil pagarle los sueldos”.

Con auriculares puestos y una sonrisa pequeña, pero apenada por la incertidumbre que atraviesa, Cecilia describe la realidad que vive su localidad:

- ¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste hablar del coronavirus?

- Era muy lejano, en China. Y recuerdo que lo primero que me llamó la atención eran los argentinos que se querían volver. Me preguntaba por qué y al final creo que lo entendí.

- Y… ¿la primera vez que el virus cambió algo en tu vida?

- Sin dudas cuando pararon las clases. Bah, antes ya lo habíamos empezado a trabajar en la escuela porque aún no habían llegado los insumos de limpieza del año, entonces tuvimos que empezar a fabricar algunos. Con los alumnos empezamos a diluir y hacer alcohol en gel. Pero al poco tiempo mandaron a todos a la casa.

- ¿En qué aspecto sentis la pandemia te afectó?

- Cuando me cerraron la persiana del local. Fue terrible. No dejarme trabajar, duele. Pero aún duele más porque tengo dos empleados a cargo y no les pude terminar de pagar el sueldo de marzo. Solo les dí el 80 por ciento y nada más. No puedo. De los impuestos tampoco llegué a abonarlos, solo pagué algunos servicios y nada más. Es muy difícil y duele.

- ¿Los demás locales están en tu mismas situación?

- Sí, creo que como en todos lados. Yo que vendo ropa y no es producto de primera necesidad tengo estos problemas. Cerrados sin ingresar un peso y sin ahorros de dónde sacar. Los demás locales de productos de comida o supermercados están trabajando y no tendrán los mismos inconvenientes.

- ¿Hay desabastecimiento?

- Acá no. Hay algunos productos que te regulan la cantidad de compra, como el azúcar. Pero no, las góndolas están llenas, pero los precios caros. Aumentó todo y nadie habla de eso. Está bien que el problema es otro, pero la inflación fue altísima.

- ¿Y qué es lo que estás viendo en Mariano Moreno que nunca imaginaste?

- Nunca imagine ver gente con barbijos, colas en los comercios, las escuelas vacías. Es increíble. Y este panorama me genera mucha tristeza. El no tener contacto diario con mis alumnos... es muy triste. Duele.

Fuente: LM Neuquén.
(20200507185201) | Tiempo de lectura 02:57 (591 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   
Acceso
Creación del sitio 15/02/2012 -
Desarrollado por Editorial Patagonia Activa
® 2003-1969
Datos AFIP